Para rendir más, descansa bien


Es normal que los corredores se preocupen por su alimentación, por sus entrenamientos, por hidratarse adecuadamente, y aunque saben la importancia del descanso, a veces es lo primero que sacrifican. Pero el cuerpo necesita regenerarse y recuperarse, y aprovecha la noche y los días de reposo para hacerlo. Por eso debes darte el tiempo para que tu cuerpo recobre fuerza y vitalidad.

Es primordial para tu salud y tu rendimiento, que aprendas a escuchar a tu cuerpo.

No dejes el reposo hasta que ya no puedas más o cuando te lastimes. En cada entrenamiento el cuerpo sufre desgastes, y es importante que tomes un descanso. Recuerda que si entrenas fatigad@, poco a poco te debilitarás, habrá deterioro en los tejidos y aumentarán las posibilidades de lesiones.

Por el contrario, descansar correctamente, hablando de tiempo y calidad, te ayudará a rendir más y a tener energía y fuerza. Olvídate de los pensamientos erróneos respecto a que un día de descanso arruinará tu rutina y tu condición. Más bien, los días de entrenamiento, debes trabajar al máximo, y cuando reposes, es tiempo de consentirte.

Y si de plano, eres de las personas adictas al ejercicio, entonces tu día de “descanso”, dedícalo a una caminata suave, o un cambio de rutina más leve. Sin embargo, esto se recomienda mejor alternarlo durante tus entrenamientos, para que tu momento de reposo sea óptimo.

Checa estos tipos para aprovechar al máximo tus descansos:

  • Asegúrate de dormir al menos 7 horas. No trates de compensar el tiempo que no has dormido. Mejor cada noche, descansa lo necesario.
  • Detén tu rutina mínimo una vez cada 2 semanas. Pero lo ideal es una vez a la semana.
  • Cada quince días, dedica una semana a entrenamientos suaves.
  • Trata de entrenar en la mañana.
  • La calidad también es primordial. Checa que tu colchón y almohadas sean cómodas.
  • Intercala en tus días de entrenamiento, rutinas más leves. Es decir, que un ejercicio no sea el mismo por dos días consecutivos.
  • Establece un horario para acostarte y levantarte.
  • Evita la cafeína, té, refrescos o chocolates antes de dormir, y en general, en tu dieta.
  • Procura cenar ligeramente, 2 o 3 horas antes de descansar.
  • Habrá ocasiones en que te sientas más agotad@ a pesar de descansar en tu día establecido, si es así, ten la libertad de reposar un poco más. Es preferible, a que entrenes con cansancio y probablemente con dolor muscular.

Muchos de estos consejos los debes tomar, hagas o no ejercicio. Porque dormir bien es importante para la salud en general.

toma un descanso