¿Por qué debes mantenerte hidratad@?


Si eres runner, seguramente estás consciente de la importancia de hidratarte de manera correcta, y no sólo hablamos durante tus entrenamientos o para una simicarrera, sino todos los días.

El cuerpo humano está compuesto principalmente de agua, pero todo el tiempo la pierdes, tanto al sudar, al orinar, y hasta al respirar. Por esa razón debes mantenerte bien hidratad@, incluso si no practicas algún deporte.

Cuando haces ejercicio, y más una actividad tan demandante como correr, pierdes minerales, en especial sodio y potasio, por lo que en ocasiones es necesario beber algo más que agua, y optar por algunas bebidas energéticas para recuperar el líquido perdido.

Toma en cuenta que los alimentos también contienen agua, sobre todo las frutas y verduras, así que debes combinar una dieta variada con tus bebidas.

Otro punto a considerar, es que no hay que esperar a tener sed para beber agua, porque para ese momento, ya estás deshidratad@. La cantidad que necesites variará por diferentes factores, pero es importante que tomes líquidos a lo largo del día, y con más atención a la hora del deporte.

¿Cuántos líquidos debo tomar?

La cantidad de agua va a ser la que tu cuerpo requiera, es decir, depende de tu edad, tu género, tu peso, tu dieta, tu actividad física y hasta el clima. Generalmente, se recomiendan de 6 a 8 vasos al día para los adultos.

Tampoco debes excederte en la ingesta de líquidos. Puede generarte calambres o espasmos, fatiga, náuseas y vómitos, debilidad muscular, dolor de cabeza, inapetencia, e incluso problemas más graves como confusión, convulsiones, alucinaciones, mal funcionamiento de los riñones, pérdida de agilidad mental, etc. Recuerda que todo en exceso hace daño.

Por eso debes asesorarte con un experto para que saber exactamente la cantidad ideal para ti.

¿Cómo le hago para beber lo necesario?

Si te cuesta mucho trabajo beber agua, y eres de l@s que piensan que se oxidan, puedes comenzar una rutina para acostumbrarte sin que te des cuenta, que además te dará grandes beneficios.

Por ejemplo, toma un vaso de agua al despertar, que te ayudará a activar tus órganos internos. Un vaso media hora antes de cada comida para mejorar la digestión. Un vaso más antes de bañarte, que permite regular la presión sanguínea, y uno más antes de dormir, lo que te servirá para disminuir el riesgo de un derrame cerebral o un ataque al corazón. Además recuerda beber agua antes, durante y después del ejercicio.

Como puedes ver, no es tan difícil, sólo debes intentarlo un tiempo, y cuando lo notes, lo harás sin esfuerzo.

¿En qué más me ayuda tomar agua?

Si necesitas más razones para beber agua, aparte de los beneficios antes descritos, también podemos mencionar:

  • Las células del cerebro reciben sangre oxigenada y el cerebro se mantiene alerta y funcionando correctamente.
  • Es primordial para que los riñones hagan bien su trabajo, eliminado residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina.
  • Mantiene la piel joven, conservando su elasticidad y tonicidad.
  • Protege a las articulaciones, ya que actúa como lubricante, y permite que los músculos funcionen de manera adecuada.

No dejes que tu cuerpo se deshidrate. Cuídalo y consigue un mejor rendimiento.

hidratacion