Corrige tu postura al correr y sé un ganador


Una postura correcta al correr puede hacer una gran diferencia en tu desempeño, ya sea que apenas empieces o que lleves algún tiempo. Sin embargo, por ser un ejercicio que puede hacerse de manera natural, nadie nos enseña cómo hacerlo.

Además cada persona se adapta a su estilo propio, pero es importante conocer la mejor forma de correr, como en cualquier otro deporte, para evitar lesiones y otros beneficios.

Así que ve por lápiz y papel, y anota estas recomendaciones para correr como todo un profesional.

¿Qué gano al correr de forma correcta?

Son varios los beneficios que te brinda una postura adecuada al momento de correr. Como se menciona arriba, ayuda a evitar lesiones porque no fuerzas excesivamente las partes del cuerpo involucradas en este ejercicio, logrando correr de manera más natural.

También mejoras tu rendimiento y consigues mayor rapidez. Logras respiras cómodamente y sin tanto esfuerzo, lo que a su vez te brinda una mejor oxigenación, ayudando a impedir que te fatigues con facilidad.

¿Cuál es la postura correcta para correr?

  • Mantén tu mirada al frente y la barbilla levantada, no debe estar hacia abajo. Esto te permite ver hacia adelante y conocer mejor tu camino desde una distancia adecuada, mientras que te ayuda a respirar sin dificultad.
  • Coloca tu tronco en vertical o ligeramente inclinado hacia adelante. Para lograrlo, aprieta tu abdomen, sin curvar la zona lumbar y asegúrate siempre de que tu tronco no sobrepase tu pierna de apoyo, ya que puedes lastimar la espalda baja.
  • Lleva tus brazos sueltos, sin forzarlos, para que se balanceen suavemente, y en un ángulo aproximado de 90°, aunque pueden modificarse un poco cuando estás corriendo, es normal, déjalos fluir naturalmente. Si no tienes un movimiento correcto en los brazos, se afecta la estabilidad del tronco.
  • No cierres los puños. Tus manos deben ir relajadas, pero controladas al mismo tiempo.
  • Procura que tu pelvis esté vertical, como si alguien te diera un empujón en la cadera.
  • Tus codos deben ir pegados al cuerpo.
  • Evita subir los hombros o que se vayan hacia adelante, ya que afecta el movimiento de los brazos y limita tu respiración. Mantenlos relajados.

¿Cómo mejoro mi postura?

  • Recuerda mantener tu espalda recta durante el día, poco a poco irás acostumbrando a tu cuerpo a mejorar su postura, lo que se verá reflejado cuando corras.
  • Haz ejercicios que le brinden fuerza, en especial al área abdominal y lumbar.
  • Obviamente no pueden faltar los ejercicios para las piernas, así tendrás fuerza y resistencia en esta parte tan importante a la hora de correr.
  • Puedes optar por practicar algún ejercicio que mejore tu postura como el yoga o la natación.
  • No olvides tus estiramientos antes y después de correr para mejorar la flexibilidad muscular. La falta de ésta limita tus movimientos, incluso si tienes una buena postura, ya que se sobrecargan los músculos, genera dolor, contracturas y disminuye el rendimiento.

Pon en práctica estos consejos en tus entrenamientos y obtén un mayor desempeño cuando participes en una simicarrera.

postura